Páginas vistas en total

domingo, 11 de julio de 2010

Cuando sólo quede frío...

De pronto va soñando la vida, y llorando los huesos.
Trémula insinuación de la noche.
Ojos grises, de frío.
Ojos llorados, de olvido.
Tumbas y epitafios de sangre.
Por debajo de la noche, el frío.
Por debajo del frío, mi nombre.
Ocho veces morí, ocho.
En la carretera de mis ojos
Se atropellan las últimas consonantes
Donde murió la niña.
La ventana tiene la humedad de la vida
Y las gotas saladas del desengaño

Cuando sólo quede frío, sentiré
La nostalgia azulada besándome el alma.

Jugué en los colores del último arcoíris
Donde murió la muerte,
Donde sonrió la vida vestida de luto…
Con la sonrisa de los siglos aplastados
Contra la pared negra de la soledad
Que se hace blanca y mía.

Tómame entre tus brazos
Como cuando se abraza la lluvia
Así me sentirás…
Efímera y fría.

Los siglos yacen en la almohada
Y en una nube colocaré cristales
Lloverán gritando, los recuerdos
Que me besarán las boca, la última boca
Cuando sólo quede frío, pronunciaré tu nombre.

El Aplastamiento de las Gotas Julio Cortazar

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet