Páginas vistas en total

domingo, 9 de enero de 2011

Descienden los minutos
el reloj se estrella junto a los ojos anidados.
Letras de canciones
de sueños enredados
de estrellas fugaces y un único deseo...

La nieve, la lluvia, la soledad, los árboles, el silencio, mi música, tus ojos y nada.
La luna sostiene el deseo cuando la lluvia de estrellas, desgarra mi nombre.
Cae la tinta, besando el cuerpo.

Mi piel es la hoja en blanco
que espera los versos de tu poema.
Mi cuerpo es el templo del silencio
que añora tu música.
Mi alma es el acantilado
que abraza tu nombre y tus besos.

Hoy llevo una precesión de silencios
taladrada en los huesos
Llevo un rumor de sangre
un grito de amor y pechos heridos.

Saltaron los tripulantes del barco
la niebla cerró los ojos
la brújula no supo más de su norte
y me lancé al vacío.

No puedo renunciar a las rosas
El mar se repleta de pétalos
pétalos y versos
Oleadas de rosas y poemas
mientras tú tomas mis manos
olvido el naufragio
entre tus brazos...

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet