Páginas vistas en total

sábado, 18 de septiembre de 2010

Tan lejos...

Que frío entre los huesos…

Recuerdos atrapados en la cintura…
Acordes de locura
En los besos de la luna…
Entre la niebla de los ojos
Caen las últimas lágrimas
De la última carta que deje de leer
Hace tanto, y que aún así,
Mantengo grabada en mis sentidos…
A veces parece que me doy por vencido
En esta batalla de olvidarte
De arrancarte de mi piel
Y de mis sueños…

¿Cuánta lluvia hay en el corazón, gritando tu nombre?
¿Cuántas memorias, sostendré con tu voz?
¿Cuántas noches deberé extrañarte?
No volveré a nombrarte,
esperaré que amanezca y recomenzaré...
pasajes sin memorias, recuerdos sin historias...

Gritaré al olvido: Qué ya no te tengo…
Para que llore, sin saber porque llora
Para que por pasajes olvidados camine
Desierta de ti, mi memoria.

Voy volando del árbol
Muy lejos
Tanto, como me dejó tu voz…
Me pierdo…

Suenan las campanas del abismo
Cerca de tu boca
Volaría
Pero me pierdo…
Tan lejos de ti amor
Tan lejos.

Cae la rosa que me regalaste
Aún conserva el perfume de tus ojos negros
Aún conserva el recuerdo
Que llora entre tanta lejanía…

Mis manos
Tus manos…
La rosa no pierde el color de tus besos
Pero sé muy bien
Que no te tengo…
Que hoy estás tan, tan lejos…
Como la lejanía en la que me embarco
Buscándote en el lucero que lleva tu nombre

En el mar de mi noche…
Se ahogan los recuerdos…

Tan lejos de ti…
Tan lejos.

viernes, 17 de septiembre de 2010

He querido ser lluvia tantas veces
Deshacerme entre los gritos que me golpean de tanta nostalgia.
Llamarme muda, entre el silencio de la sangre.
Llamarme oyente, debajo del tiempo
Que no es más que música…
Llamarme mujer, cuando te veo venir
a los brazos que dibujan primaveras
sólo por verte…

Llamarme lluvia…
Llamarme…
¿Qué importancia tiene mi nombre en otros labios?

Desaparezco como la última gota del diluvio
Suenan los violines
Suena el réquiem

Me desvanezco…
¿Llorar?
¿Dije que no puedo?
Que no sirve de nada,
Mientras me muero.
Ya no hay salida…

soy la que dibujó un adiós en el charco...
y aún así, jamás quise irme
de tu lado...

Había un viento en los recuerdos
En la bahía de la ilusión
La música para los silenciados
La poesía para los lastimados

Enamorados de la vida
Cuando se esfuma…
Maletas viejas.

Me fumo tu recuerdo,
entre el grito que no dije
entre el silencio que sí fui...
Enamorados de un recuerdo…
Mientras cae la lluvia
Que siempre quise ser…
la que se quedó en tu piel...

No me esperes
No volveré…
No me esperes
No sé cómo volver...

y abrazo a todos los vientos
mientras me mezclo entre tanto sentimiento...

Soy la última lluvia...
El único adiós

¿Quién silenció este amor?



domingo, 12 de septiembre de 2010

Mientras me voy...

Ha escrito la lluvia que llevo por dentro...
Noches entumecidas,
noches y humedades del fondo del silencio...
Cuatro acordes rotos
que me miran de reojo...
Caen los tiempos
Gritan las almas lastimadas...
Se aplastan en un grito enmudecido
las murallas.
Ya no queda nada.
Se destroza el espejo.
y el recuerdo se triza contra mis ojos
para verme llorar una vez más...

No quisiera recordarte
No quisiera.

El corazón aúlla...
Yo me voy.
Cae en mi sobra
el último brillo de los ojos.
Escribe el mar
en mi piel...

Heridas de sal...
Heridas...

De lejos me observo
y sigo llorando
mientras me voy.

Allá lejos
en mi alma
sigue la lluvia
sigue el desgarro
y cae los cristales otoñales
mientras me voy...


Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet