Páginas vistas en total

sábado, 29 de enero de 2011

Sumergida

Sumergida.
Caminante de sueños aniquilados detrás de tu nombre.

Sólo un espejo y un recuerdo.
Reflejos azules de esta noche blanca.
y el soplo vertiginoso del miedo.
Aquí adentro.
Arañando mis huesos.
Escribiendo el recorrido marchito de olvido.

Caen cenizas y pétalos.
El mar sabe a muerte.
Las rosas son la música capaz de matarme
Y salvarme.

De la misma forma que muero enredada en su perfume
Y renazco ardiendo sin saber el por qué.
El por qué de esta costumbre de respirar que tengo.

Me saben a grietas los silencios.
Me saben a un hueco imborrable y oscuro.
Ensangrentado como los nombres que caen de mi boca.

Sumergida.
Me adentro en las aguas que dejo el recuerdo.
Vivir de un recuerdo que te asesina.
Es la sentencia de haber guardado silencio.

A veces gritaría.
A veces enmudezco.
A veces.

Sumergida en mis noches.

Abandóname.
Es la única forma de vivir.
Es la única forma de morir.

Fran Joan Violet

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet