Páginas vistas en total

jueves, 13 de mayo de 2010

Desilusión y despedida...

Desilusión…
No tengo otra palabra para ti, no busco una explicación, no la necesito, la necesitas tú…
Explícate a ti, el por qué de tanta mentira… de tanta muerte desteñida de engaños, de accidentes, enfermedades, de te quiero, de te necesito… de pintarme un sueño, en brazos que nunca fueron…
No te diste cuenta que no sé querer de otra forma, que quiero, o simplemente no lo hago, que no juego, que no engaño, que soy la que viste y te reíste, a mí no me robaste ninguna sonrisa, y hoy, hoy tampoco quiero llorar. Es mi adiós definitivo, acabo de leer la carta de Juan Pablo, la carta de un muerto que quise, te das cuenta?
Y miro de apoco y con tristeza tu foto, y leo nuestras conversaciones que me parecían bellísimas, no te das cuenta que no sé querer de otra forma? Por qué soñarte otros ojos, por qué inventarte otro nombre, otra y otras historias? Crees que la vida es eso? Mentir? Fingir? Puedes amar con el nombre que tengas, pero engañar, bajo ningún perfil.
Me duelen las palabras de aquella carta, dime, dime tú, con el nombre que sea, en qué corazón estoy yo?
Qué despedida te borrará de mí? Cuántas veces tienes que morir?
No molestes en darme excusas, no quiero más mentiras, y esta vez no hay vuelta atrás, cuídate, y no mientas más… No seas la nube que alberga lluvia… no seas culpable de tormentas… Se quien suaviza el sol… y hace brillar la noche…

Para quien dijo llamarse, Matías González… puedes tomar todas tus mentiras, y largarte muy lejos de mí.

2 comentarios:

  1. Hay que pasar un periodo de Luto por la pérdida y duele la ausencia y las mentiras y el dolor que ello produce, pero debemos intentar llegar a la indeferencia entonces somos libres y si te encuentras frente a frente en un futuro con esa persona la miras directamente a los ojos triunfante, desde otro nivel, sin sentimiento.

    Un beso, maravillosa esta prosa poetica de sentimientos profundos

    Ana

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Anita!!!
    Un abrazo desde el principio del cielo, hasta el final sin fin del quererte!
    Cuídate mucho!!!

    ResponderEliminar

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet