Páginas vistas en total

martes, 20 de julio de 2010


Qué decir, cuando la herida es tan visible…Cuando la ausencia, quema
 Cuando el espacio que dejó su nombre, no habrá quién lo cure.
 Violines detrás de la vida, recuerdos y acordes. 
                    Viento y dolor, viento y vacío...                    
No me mires
 No sé cómo escribir el punto final
No estás, y desde ahí
No estoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet