Páginas vistas en total

domingo, 31 de octubre de 2010

Mis ojos se cansaron de esperarte.

Hubo sólo lluvia, y jamás llegó el arco iris.
Los cuentos de hadas
son sólo un bonito pasatiempo.
Los cuentos de príncipes azules
sólo dejan corazones llorando.
Extrañando.
Y el azul del olvido
tiñe la noche de negro.

Mi iris extrañó
innumerables veces
que los leyeras
sólo para sentirte
naufragando un poco más cerca...
y no a kilómetros mar adentro.
Mientras me mantuve sin dar pie atrás
frente al mar...

¡Tenía tantas ganas de verte llegar!

Ya ha pasado tanto
¡mira!
hasta las estaciones cambiaron...

Ahora llueve en primavera
sólo porque no volverás...
Pero tanto se cansaron mis ojos
de no verte llegar
que ya no esperarán más.

Me reclaman su derecho a soñar
mientras combaten con el insomnio
que le has dejado a mi vida.
Me reclaman su derecho a amar
algo más que a un recuerdo...
Me reclaman su derecho a volar...
y me dicen al oído
que ya te comenzaron a olvidar...

Me reclaman no verte entrar
por éso, quiero no amarte más
no añorarte más
no saberte ausente
nunca más.
Y como sé
sé muy bien
que jamás vendrás
porque no te atreverás
lo sé, no te atreverás
siquiera a decir:
lo siento si te lastimé
lo siento si te ilusioné
lo siento si no te amé

Quizá sea esa la respuesta
y realmente
no lo sientas...
pero hoy hay tantas tormentas
que mis ojos se visten de sombras
se toman un montón de pastillas
que aseguran olvido
y no te recordarán nunca más
no hasta al punto
de volver a llorar
de volver a llorarte...

Amarte
Amarte será el recuerdo frío
de un largo invierno.



4 comentarios:

  1. No estés confundida, no esperes.

    ResponderEliminar
  2. El camino debe continuar, aunque esté lleno de ausencias y recuerdos, de ello se aprende siempre y el dolor va pasando y renacen nuevas ilusiones en ese camino cuando vayas abriendo los ojos al nuevos horizontes.

    Un beso muy grande me gusta mucho como escribes ya lo sabes

    ResponderEliminar
  3. Qué linda!!!!!! Muchas gracias, me hiciste recordar la bella frase de Chaplin que dice:
    "La vida es como una obra de teatro que no permite ensayos, por eso rie, baila, llora y canta, antes de que el telón baje y la obra termine sin aplausos"

    ResponderEliminar

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet