Páginas vistas en total

miércoles, 28 de abril de 2010

El desamparo
Los sueños
Los gritos
Me duelen los minutos en esta boca
Diría tantas cosas, que nunca diría…
Tengo un muerto enredado en los brazos
Y una soledad viva.

Lloraría hasta que el olvido me abrace
Hasta que las huellas se borren de mi cuerpo
y no quede nada
nada de lo que me quito
este vacío que me tiene loca
estas ausencias que me cortan las manos
y sangran vocales del destierro mismo…

La sombra de los besos
En la que se recogía el tiempo
Temblando recuerdos, al borde del ocaso de sus manos

El magnolio imantado de sus pasos
El olor del silencio
Las sonrisas que se quedaron al borde del viento de su sombra.
La sombra que seguí, sin seguir
Porque el llanto me nublaba el corazón
Y no podía, no podía seguir sus latidos
Se alejo entre consonantes del tiempo
El otoño anocheció en sus pasos
Y la lluvia de hojas cubrió sus huellas
Ya no puedo seguirlo
Está muy lejos de mí
Estando aquí, conmigo…

Los acordes de este no verte
De los silencios llenos de ojos
Corazones de otra boca
Ahora…
Muerde los segundos de agonía
Para luchar en el vértice de tus venas
Y quedarme confundida en tu sangre…
En la mía
Porque aún me sangran las manos…

Mis consonantes lloran
Mis vocales gritan
Mis palabras me matan
Y me resucitan…

6 comentarios:

  1. Otra vez precioso poema FRAN,lenguaje de agonía de letras, lenguaje de vida.

    Un abrazote de osa

    Ana

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente, genial, Fran. Impactante y bello eso de "Tengo un muerto enredado en los brazos", qué talento tienes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anita, muchas gracias! Me alegra tu presencia, me alegra conocerte!
    Te dejo un abrazote tb! Voy por una larga noche de estudio, cariños!!

    ResponderEliminar
  4. Paco, muchas gracias!!
    Gracias por estar aquí, y leerme!!
    Cariños, un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. "Tengo un muerto enredado en los brazos y una soledad viva..." Hermoso, Fran. Un duelo destinado a ser parido, para ir al encuentro de una compañía...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Yoya, un abrazote!!!
    Te extraño!
    Gracias por pasar por aquí...

    ResponderEliminar

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet