Páginas vistas en total

sábado, 20 de febrero de 2010

Tengo un verso agonizando, un poema que grita en cada hebra de mí, en cada espacio que no tengo, la distancia me quema, el viento llega otra vez, golpea cada vena, cada imagen desnuda, porque perdí las llaves por salir corriendo, porque no sé que hacer con la vida, que me duele, que me quema, que no me mata, y contiene escondida entre sus brazos, la agonía del verso, el poema con vida en mis ojos ausentes…
Ven, muerte que no te siento. Ven y llévate mis ojos perdidos en un poema con vida…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet