Páginas vistas en total

jueves, 8 de abril de 2010

Y aún no sé de dónde viene el silencio vestido de momia
Donde las tumbas sin epitafios verdaderos
Sangran la tierra entera
Y lloran desconsuelos…
Sonido al columpiarse
El aturdidor sonido que se quedó
Agonizando a las sombras de un adiós
Este casi delirio con aullidos
Este casi ser hoja volando en otoño
Este casi, este casi morir… morir…

Me siento como la marcha fúnebre
De un cuerpo vacío…
Tanto abismo me sepulta la mirada

Agonía
Violines
Piano
Poesía

Soledad acompañada de cicatrices
Llora la pluma de mi esperanza
Pero ya,
Pero ya no queda nada…

Sostenme por última vez los ojos
Déjame sonreírte
aunque me mutile el recuerdo
de lo que sangra mi boca…

Me duele hacerte daño
en esta despedida,
Es esta ida sin retorno…
Me duele morir desnuda
No busques POR QUÉS
Qué a mí, a mí me mataron…

Soñé con llenar de poesía
Cada abismo
Pero terminé llorando
entre tantas hojas de otoño…
Tendida entre ellas
Combinando entre ellas
Paisajes de anoche
Y sueños de atardeceres…
Y volaré con el viento…
Liberada de sentimientos…

Te pido un suspiro al tiempo
Crema mi cuerpo
Leyendo poesía,
Y lánzame como un deseo
A todos los vientos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet