Páginas vistas en total

domingo, 2 de mayo de 2010

Anochecidas...

Me duele verte anochecida…

Los pasos de tus manos son cruentos
Los de tu olvido, vacíos.
La ceniza que lloraste
Parecía desprendida
Del fuego que se apagaba en el corazón.

¡Ay, cómo dueles!

Otoño de ojos grises
Me anocheces.

Anochecidas…
Tú, yo…
En distintas dirección
Con distintas lágrimas.
Ambas, ANOCHECIDAS…

El viento moviendo las velas del barco del diluvio.
Las sombras gritando nombres
La marea subiendo beso a beso
En plena ausencia.
Las olas rasguñando desvelos…

Capitán de rosas
Desiertos y océanos.
Otoños e inviernos
Lluvia y recuerdos…

Un café…
Un escrito…
Un abrazo…
Un silencio…

Un no te vayas
Un ya te fuiste…

Otoñalmente anochecidas
Tu mirada y la mía…
El color del amor desteñido
el sabor a espuma en los ojos
el querer con la vida
teniendo hálitos de muertes.

Te quiero, anochecida.

2 comentarios:

  1. Precioso, de verdad precioso

    Un beso

    Ana

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracia, Anita...
    Anochecidas, dos mujeres, dos almas, mas estoy segura, aún quedan amaneceres para sus ojos...
    Un abrazo y un besito...

    ResponderEliminar

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet