Páginas vistas en total

miércoles, 29 de septiembre de 2010




Decaigo en las sombras, sin pinceles y sin ropas
Pierdo los sentidos de tanto sentir
Y desaparezco apartando de mi sombra
Recuerdos.
…Ya ni siquiera me atrevo a decir
Que es el tuyo el que confunde
Este intento de vivir…

¿De dónde provienen los atardeceres del alma?
¿Cuándo se sabe que unos ojos no volverán a amanecer?

Mezcla de vino en la habitación
Difuminada la ilusión
Las sombras sangran
La vida grita
Los cristales del espejo sólo llorarán
Al ver tanto vacío…

Un frío me recorre las esperanzas
En este remolino de tiempo…
Mi alma es el epicentro
Del terremoto que desmoronó mi vida.

¿Dolor?
¿Vacío?
¿Cuándo se muere realmente
quién no conoce el olvido?

Lluvia de cometas
Lluvia de estelas
Lluvias de estrellas fugaces
que tampoco mueren.

Qué lluvia de hojas
en mi otoño gris…
¿Qué memoria me pintaré de nuevo?

Violines y pianos…
Un recuerdo enredado en mis manos…

Desnudes de heridas…
No encuentro palabras para una despedida.
Quizá no me voy
Quizá ya me fui…
Quizá
Quizá
quizá…

Aún conservo una rosa

Mientras, podré sonreír…
Aunque la lluvia no de paso
Al amanecer de los sentidos…
Quisiera entonar:
Un canto por los heridos…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet