Páginas vistas en total

lunes, 27 de septiembre de 2010

Sobredosis.

Sobredosis de silencio en los sentidos
Sobredosis de llanto que no llora
Abraza la noche el silencio que gime
Me destroza.
Me congelo sin saber que árbol mirar
Me recorre descalza una humedad que sabe a lágrimas

Qué angustia besa su pelo
Qué desgarro no pronunciado

Lluvias del fondo del mar
Lluvias interminables por dentro
Cuánto silencio…
Sólo deseo llorar.

Caen de sus manos
cristales que esconden
la herida de siglos

Sobredosis de ausencia
en el alma...
Sobredosis de nada
de angustia
de miedo
de soledad
de silencio...

Sobredosis de barcos
en su mar.
Sobredosis que la deja ahogada
mirando lejana alta mar.

Sobredosis.
Sobredosis.
Volar con las maletas en ruinas del alma,
pero volar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet