Páginas vistas en total

sábado, 2 de octubre de 2010

A tu memoria Lilianita...

Sin espacio para traerte de vuelta
Cansada de gritarle a la muerte
y sentir como el eco recae en mis ojos
vueltos lágrimas…

Sentir un invierno sumergido en la herida
Soñarte, acariciarte,
son sólo recuerdos,
de cuando conocí la primavera.

Apoyo mis manos en la ventana
Esperando que tu cara se refleje
Apoyo mis manos en la ventana
Esperando que vuelvas
Apoyo mis manos en la ventana
Esperando verte jugar en el jardín.
Verte entrar por ahí…

Extraño hasta lo que no hacías.
Tu sonrisa de noches que se volvían días
Tu amabilidad a flor de piel
Tu abrazo y tus ojos
Tu belleza y tus silencios
Tu ternura y tus manos…
Extraño tus ojos en todos los idiomas
Extraño tu vida, de por vida.

¿Quién se llevó tu música?
¿Quién secuestró el sol?

Distancias que no distancian
Porque en el fondo
Mantengo retratada
Tu sonrisa en mi alma
Tus caricias y tu vida…
Pero quisiera verte
Mi alma y tú, son invisibles…
Y ambas hoy, lloran…
Tu recuerdo en mi alma.

Vuelan las hojas de otoño
Mientras mis ojos están en alta mar
Mientras apoyo mis manos en la ventana…
Esperando verte entrar…


A tu memoria, Lilianita…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet