Páginas vistas en total

domingo, 7 de febrero de 2010

Caminata...

Caía la noche llena de silencios, caía a mis entrañas la angustiante sensación de olvido, y el viento revolvía mis pensamientos como si me golpeara desnuda, como si tuviese contacto con ellos….
Inicié la travesía, lejana y tan mía, como el deseo que me envolvía el alma, y me cansaba los pies y me helaba las horas, un sentimiento inquietante de desistir me vestía, más sabía q debía continuar…
Anocheció y se inundo de estrellas, fugaces deseos cayeron toda la noche, y el paisaje se torno hermoso, sólo alborotado por el silencio mismo, entre el grito q no se oía, acompañada de una boina gris, como poeta, saludó la luna, radiante y con un poema escrito en los ojos, me acogían besos lejanos, y me mantuvo de pie toda la noche, aún cuando el dolor mismo no me dejaba dar otro paso, miraba el cielo, y la veía tan pulcra, tan bella, y tan lejana de mis abrazos, y aún así abrazándome, que seguía, que seguí, hasta llegar con parte del alma herida, a pedir sanar, para verte sonreír sin lágrimas ocultas, para sonreír contigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido (a)

Como los primeros rayos del sol, al amanecer, medio tímidos tocando el cielo entre sus brazos... Así puede que me sienta, dispuesta a abrazarte con lo que más amo hacer, escribir.

Muchas gracias por estar aquí, entre mis sueños y desvelos.

Un abrazo,


Fran Joan Violet